Suelos de vinilo. Suelo vinilico

suelos de vinilo

Los plásticos flexibles, como material de pavimentación, constituyen uno de los recursos más comúnmente aplicados en los países europeos para revestir los suelos de vinilo, sobre todo en Alemania, Francia, Suiza, Holanda y la península Escandinava. De los distintos sistemas que se utilizan para su fabricación, el más generalizado consiste en disponer varias láminas de cloruro de polivinilo unidas íntimamente, presentando la capa superior sin cargas y coloreada, o con un diseño estampado, con el fin de dar a la superficie pisable la presencia estética debida. Plastificantes y estabilizantes se encargarán de dar a estos laminados, tratados por el calor para que formen un cuerpo único, las condiciones de durabilidad y resistencia que requiere el uso al que serán sometidos.

   En España, hablar de pavimentos flexibles de PVC es pensar en el Sintasol, porque fue este producto comercializado por Ceplástica el que introdujo en el mercado nacional un tipo de revestimiento nuevo, fabricado también en el propio país. La popularidad alcanzada por esta marca es tal, que ha pasado a convertir su nombre comercial en el símbolo de todo el grupo. Indebidamente, porque si muchísimos pavimentos de PVC flexible han sido instalados con Sintasol, hay en el mercado otros pavimentos en PVC flexible de análogas características que no son de esta marca. Por eso el tener suelos de vinilo en rollo, es la propia concepción de flexibilidad, calidad, rapidez y versatilidad a la hora de colocar sus nuevos pisos.

   Por ejemplo, los variados componentes de la serie Deliplan, que fabrica DLW, o los pavimentos en PVC de Mondo.

Propiedades del PVC flexible aplicado a pavimentos

suelo vinilico 

   En primer lugar se debe citar la ligereza de su peso, comprendido entre los 3 y 5 kg por m2, con espesores que nunca superan los 3 mm.

   Los suelos de plástico flexible presentan una elevada resistencia a los álcalis y disolventes corrientes. No son inflamables y sí, en cambio, silenciosos, antideslizantes, e imputrescibles. No envejecen ni se cuartean. Y su aplicación resulta simple y rápida, además el amplio catálogo de modelos que ofrece el mercado, a través de las diferentes marcas, permite soluciones de todo tipo, desde las más elementales hasta las de acusada personalidad, siempre con aspecto decorativo moderno y una calidad asegurada.

   La mayoría de los fallos que puede presentar este tipo de pavimento, son causados por un prematuro despegue de las juntas, que si no es reparado inmediatamente, arruinará el material en breve plazo. En cuanto al prematuro despegue de los bordes o las puntas, que se pueden evitar siempre por medio del sellado de las juntas con un cordón de PVC soldado, tienen también su causa en deficiencias de la operación del pegado, bien sea por falta de adhesivo, por reparto desequilibrado del pegamento, por la formación de bolas de aire, o por humedades en el suelo vinilico.

   No se pueden adherir baldosas ni tiras de plástico flexible en un soporte húmedo; por lo tanto, se trata de un problema de falta de previsión. El instalador tiene la obligación de investigar el grado de humedad del suelo y no autorizar ninguna colocación cuando éste sobrepase el tres por ciento.

   Por otra parte, es posible corregir esta humedad, tanto si se presenta en obra por lo que se recurre a buenos aislantes capaces de resolver el citado inconveniente. Por regla general, basta con interponer una capa de asfalto fundido y endurecido, con un espesor de 4 a 5 mm, o un fieltro asfáltico en manta impermeabilizante.

   Se presenta la lámina estabilizante, impermeabilizante y aislante de fibra de vidrio resinada por ambas caras con resinas sintéticas y elastómeros Mondo. Dotada de una serie de pedúnculos de resina expandida en la cara reversa. Los rollos se extienden simplemente sobre la base y se colocan con las juntas unidas. Sobre las láminas del aislamiento, pero con las juntas que no coincidan, se coloca a continuación el material de pavimentación, encolado a base de adhesivos o de resinas poliuretánicas, lo que lo convertirían en una clase de suelos de vinilo autoadhesivos.

   Estas láminas de fibra de vidrio están especialmente indicadas para asilamiento acústico y térmico, impermeabilización, estabilidad de las pavimentaciones, ahorro de adhesivo y disminución del tiempo de colocación. Aislamiento normal (arriba) con lámina de 1.2 mm de grosor; y aislamiento doble, con lamina de 4 mm de espesor.

 

Tipos y medidas corrientes del material plástico

 suelo vinilico para cocinas

   Los plásticos flexibles son laminados que se obtienen por la unión de varias capas de PVC, a las que se han añadido diversos plastificantes, estabilizantes y colorantes. Las distintas capas de PVC son conseguidas por el calandrado de las materias primas que componen este material, que posteriormente se doblan con presión y calor.

   Para los revestimientos con superficie ornamental, la capa superior se somete, después del calandrado, a un proceso de estampación, y en algunos modelos, a grabación para conseguir un relieve superficial.

   Se pueden encontrar materiales vinílicos para revestimientos de suelos en una gran variedad de modelos y tamaños. El mercado los suministra en rollos y en baldosas. Los rollos, en anchos que van desde los 100 cm hasta los 200 cm, con longitudes de 15, 20 y 30 m según las marcas. Así podrá optar por tener en su hogar suelos vinilicos para cocinas, tenga un nuevo estilo con calidad.

   Salvo excepciones, los espesores de los materiales vinílicos para pavimentación son de 1,6 mm, 2 mm, 2,5 mm y 3,2 mm.

   Las losetas son casi siempre cuadradas, de 250 x 250 mm, 300 x 300 mm, 400 x 400, 500 x 500 mm y 600 x 600 mm. El diseño que adopta la superficie es muy variado con una amplísima gama de colores.

   En cuanto al material en sí mismo, el pavimento vinílico puede ser flexible o semiflexible, en los modelos que carecen de soporte. Existen unas variantes muy interesantes que llevan una base de corcho, de filtro sintético o de espuma (PVC alveolar). Estos tipos con soporte, que reciben la denominación particular de tapices vinílicos, mejoran las condiciones de aislamiento acústico y son más cómodos de pisar; también aportan una mayor sensación de confort. El diseño suele ser más decorativo. Presentamos dos ejemplos de pavimentos plásticos del grupo flexible, todos ellos correspondientes al programa de fabricación de la firma holandesa Krommenie, dentro de su serie Vinyl, productos de importación que también pueden ser adquiridos en España.

   Sin embargo, no puede olvidarse de suelos de vinilo para exterior, la fiabilidad y flexibilidad de este tipo de suelos para un decorado en el jardín y que cree un aspecto muy llamativo, además de realizar un contraste único, dando así un aire de formalidad y comodidad al aire libre.

Deja un Comentario

Tu Email no será publicado.


*