Reparación del goteo de grifos.

Reparación del goteo de grifos

El uso continuado de grifos ocasiona la aparición de problemas, de los cuales son el goteo por la boquilla o el escape de agua por el vástago los más habituales, en ese caso se hace necesaria la reparación del goteo de grifos. Para ponerles remedio no hay mas alternativa que conocer la clase de grifo que hay que arreglar. La mayoría de los grifos domésticos disponen de un vástago o husillo que hace ascender y descender la válvula pequeña provista de una arandela de goma. Cuando el grifo se cierra, la válvula desciende y la aradescargandela obtura el orificio de paso de agua. Que un grifo pertenezca al tipo de válvula con rosca exterior o rosca interior se reconoce fácilmente; basta maniobrar la empuñadura, y verificar si la manecilla sube o permanece a la misma altura. Algunas casas tienen un tipo de grifo de alimentación superior en que la arandela de la válvula esta montada en un mecanismo aireador incorporado, a su vez, a la boquilla giratoria del grifo. Las instalaciones más recientes incluyen grifos con montura cerámica en vez de válvulas con arandela.

Proceso.

El goteo de agua por la boquilla del caño de un grifo de válvula se debe al desgaste de la arandela o al del alojamiento o asiento de la válvula., este problema es uno de los más comunes en la reparación del goteo de grifos. Para cambiar la arandela, cortar el suministro de agua al grifo y abrir éste. Desmontar la manecilla o empuñadura desenroscando el tornillo ranurado sin cabeza que generalmente la fija es vástago. Si al probar retirar la camisa del grifo para dejar al descubierto la montura interior se encuentra en resistencia, lubricar el vástago con aceite penetrante, verterle agua hirviendo o, protegiéndola con un trapo, estirar de ella con la llave de tuerca. Los grifos modernos ya no son válvulas y la manecilla se quita estirando o desenroscando el tornillo de fijación oculto bajo el distintivo o índice de la clase de agua que el grifo proporciona, pieza que salta haciendo palanca con el destornillador.

Desenroscar la montura del grifo en sentido contrario a las manecillas del reloj, visto en el aparato desde arriba.

Durante la operación hay que inmovilizar el grifo para impedir que gire. Retirar la montura y al hacerlo quedará a la vista una arandela que podrá quitarse haciéndola simplemente saltar con el destornillador, o desenroscando el tornillo o la tuerca de fijación.

Colocar la nueva arandela y repetir en sentido inverso la secuencia descrita. Comprobar la ausencia de goteo. Cuando el grifo tiene alimentación superior es innecesario cortar el suministro de agua, pues al soltar la tuerca existente encima de la boquilla, esta puede desenroscarse del caño y, al hacerlo, la válvula de control que contiene el grifo cae y obstruye la vena de agua. Sacar el aireador de dentro de la boquilla y la arandela gastada, colocar una nueva y montar otra vez el grifo. En los grifos con montura cerámica, después de seguir los mismos pasos que el modelo anterior, se cambia el cartucho entero, pieza que facilitan los establecimientos del ramo. La reparación del goteo de grifos puede encontrar su falla también en el desgaste del asiento 280px-Fluxómetrode la válvula y, de ser así, el cambio de arandela no será la solución (aunque una arandela especial en forma de cúpula es una salida provisional). La manera correcta de resolver la situación es rectificar el asiento con una herramienta que tiene unas piezas cortantes para grifos de 1/2 y de 3/4 de pulgada. La herramienta, o “re-asentador”, con la pieza adecuada al grifo, se enrosca al cuerpo de éste y al girar la superficie rugosa del asiento, la deja lisa, brillante y apta para actuar como base estanca de la válvula. Los escapes de agua que se produzcan por el grifo son causados por el desgaste de las arandelas o juntas de estanqueidad. Los antiguos grifos de válvula con rosca exterior o interior tienen prensaestopas, por lo tanto el escape se detiene aflojando la tuerca prensaestopas, enrollando cinta PTFE alrededor del vástago e introduciéndola con la punta del destornillador por la junta. Reponer después la tuerca prensaestopas sin enroscarla en exceso. Como los grifos modernos poseen anillos tóricos de estanqueidad, el proceso es el siguiente: haciendo palanca con el destornillador, hacer saltar la grapa circular que asegura el vástago y sacar el anillo. Impregnado con el gel de silicona para facilitar la operación, colocar el anillo de recambio, y a continuación el vástago, la grapa circular y la empuñadura.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Reparación de escapes y reventones

Deja un Comentario

Tu Email no será publicado.


*