Reparación de cisternas de inodoros

Reparación de Cisternas de InodorosReparación de Cisternas de Inodoros

Reparación de Cisternas de Inodoros

Una cisterna de inodoro en la que se observe una descarga defectuosa de agua tendrá, probablemente, el diafragma de dentro del sifón estropeado y será, necesario reemplazarlo. Hay dos fallos que alteran el funcionamientos de las cisternas. La reparación de cisternas de inodoros, es una operación es bastante sencilla y el diafragma nuevo restablecerá con total seguridad las condiciones adecuadas de descargas. 
El primero, la libertad de movimiento de la manecilla sin que accione el sifón, se debe a la rotura o al desajuste del mecanismo de palanca. El segundo es el fluido continuo de agua en la taza aún después de haberse producido la descarga de la cisterna.

Proceso.

La reparación del diafragma se inicia cesando la alimentación de la cisterna y accionando para que descargue el agua. Secar el interior. Si la cisterna es alta, soltar la tuerca que sujeta el tubo o válvula de descarga a la misma y con la ayuda de la llave graduable de tuerca, hacer lo mismo con la contratuerca que fija la boca del sifón en la parte inferior de la cisterna. En las cisternas bajas, además de desconectar el tubo de alimentación y el del rebosadero, hay que quitar los tornillos que la fijan a la pared, desenroscar las tuercas que fijan la cisterna a la taza del inodoro y finalmente retirarla.

La tuerca que asegura el sifón se quita como se acaba de describir. Desenganchar el mecanismo de palanca y, después de sacar la válvula de flotador si fuese pertinente, retirar el sifón. Estirar de la varilla hacia afuera y sacarla junto a las arandelas, de las que se anotará el orden que guarden.

Desmontar el diafragma viejo y montar el de repuesto. Si al comprarlo no se encontrara el modelo de dimensiones exactas, escoger el de tamaño inmediato superior, al que se dará la forma apropiada recortándolo con las tijeras. Montar de nuevo el dispositivo de descarga y el sifón y realizar todas las conexiones. 

Un mecanismo de palanca roto o desenganchado se arregla poniendo un anillo en C nuevo o enganchándolo correctamente. El problema del flujo interrumpido de agua que cae a la taza del inodoro se resuelve moderando la intensidad del caudal que llena  la cisterna con la instalación, dentro de la válvula de flotador, de una junta estanca de alta presión que detendrá el funcionamiento seguido del sifón.

Deja un Comentario

Tu Email no será publicado.


*