Persianas interiores de lamas verticales

Persianas interiores de interires lamas verticales

Las persianas interiores de lamas verticales o también llamados parasoles interiores, son persianas que están formadas por láminas de tejido, por lo general de algodón de óptima calidad de color blanco, cremoso o en tonalidades pastel, con un acabado de recubrimiento vinílico. Con esta combinación se consigue un material consistente, de cierta solidez, pero al mismo tiempo flexible.

Persianas de interires lamas verticales para sala

Las lamas son de bastante anchura –de 10 cm como mínimo- y se montan en posición vertical, colgadas de una guía superior que sirve de canal para su deslizamiento. En estos casos de extremada longitud de la persiana, por tratarse de techos altos, y también cuando la anchura es importante, cuando cubre superficies acristalados de pared a pared, será conveniente complementar la guía de suspensión con otra inferior, situada a nivel del suelo. Los mecanismos de mando permiten que las láminas giren con un movimiento de rotación hasta de 180º, así como puedan abrirse y cerrase las persianas, desplegándose o plegándose las lamas verticales.

Persianas de interires lamas verticales para la cocina

Las persianas horizontales ofrecen algunas ventajas; la principal de ellas es que el material no se recalienta con tanta facilidad, ni irradia hacia el interior de la estancia. Por otra parte, el ancho de las lamas permite alcanzar una luminosidad más efectiva incluso cuando están totalmente cerradas sin menoscabo de oponerse al paso de la radiación solar. Por ello, se considera una solución bastante eficaz para el control del soleamiento. Sin embargo, ese trata de un material delicado que no soporta un trato brusco y que requiere un cuidadoso mantenimiento.

Se el primero en comentar on "Persianas interiores de lamas verticales"

Deja un Comentario

Tu Email no será publicado.


*