Parasoles: Celosías de lamas fijas y orientables

Parasoles

Son cuerpos que se agregan a la fachada de un edificio para proteger la zona inmediata situada debajo de ellos contra la radiación solar. Dejamos aparte los parasoles arquitecturales para dedicar nuestra atención a los elementos independientes que no son obra y que cumplen su misma función, los cuales deben ser instalados posteriormente a la construcción de la finca.

Estos parasoles se denominan celosías de lamas, que pueden ser orientables o fijas. En cualquier caso, se montaran separados del muro de la fachada para dejar un espacio de 30 a 50 cm de anchura entre el cuerpo adicional y el paramento.

  Celosias de lamas fijas

Parasoles para jardin

 De las persianas venecianas, dotadas de características particulares. El perfil de las lamas no es rectangular ni en forma de lenteja, sino que adopta el diseño de una línea quebrada. Estas unidades no tienen movimiento: quedan fijas en la instalación y se montan separadas entre sí por una distancia muy apreciable. Esta distancia depende del tamaño de los elementos y de la orientación de la fachada, de acuerdo con los cálculos realizados en fábrica para regular el peso natural de la luz al mismo tiempo que pueda detener con eficacia las radiaciones solares en cualquier época del año.

 Horizonte para acercarse a su cenit, los rayos irán perdiendo oblicuidad y se harán más intensos; pero en recorrido encontraran un mayor número de lamas, con lo que se intensificaran la acción defensiva. Con ello se consigue controlar la entrada de luz, manteniendo constante valor de esta en el interior de la estancia.

 Y resultan antiestéticos, sino se aplican en la totalidad de la fachada. En pocas palabras, se trata de un recurso poco apto para utilizarse como una mejora en la rehabilitación de una vivienda, cuando es proyectada como independencia del resto de la finca.

Parasoles para el exterior

Celosía de lamas orientales

Las celosías de lamas orientales son otra variante de lamas: como estas, están formadas por una sucesión de lamas horizontales o verticales que pueden graduar su inclinación para regular la entrada del aire y de la luz solar; pero se diferencian fundamentalmente en dos puntos:

-Los perfiles son bastantes grandes, y gruesos, de diseño propio que diferencia a cada modelo.

– El conjunto, como ya se ha dicho, no se instala próximo al acristalamiento de las ventanas o puertas balconeras, ni siquiera a ras del parametro de la fachada, sino separado de ella.

Se el primero en comentar on "Parasoles: Celosías de lamas fijas y orientables"

Deja un Comentario

Tu Email no será publicado.


*