Como diseñar armarios a medida empotrados

armarios a medida

Armarios empotrados

 Vamos a fabricar  armarios que se han emplazado de modo que actúen como aislante acústico entre las diferentes estancias de la vivienda, aprovechando al máximo los huecos disponibles. Una vez elegida la situación, se tomarán las medidas exactas, anotando las irregularidades de las paredes, suelo y techo; es evidente que a la hora de fijar dimensiones del armario es preciso tomar la menor de las medidas anteriores. En el momento de decidir su distribución interior, un croquis ayudara a decidir la ubicación de los módulos. En la mayoría de las tiendas especializadas puedes asesorarle a este respecto.

         Existen muchísimos emplazamientos que pueden albergar un armario:

  • Entre el hueco de dos muros.
  • A los lados de una chimenea.
  • Bajo la escalera.
  • Al fondo de una entrada.
  • En el ángulo que forman dos o tres parámetros ya edificados.
  • En la pared que media con el piso de al lado o con el descansillo de la escalera: servirá de aislante acústico.
  • Hay que evitar adosarlos a muros exteriores o a paredes que coincidan con la bañera; podría condensarse la humedad.

En una profundidad de  60 cm hay que descontar los 8 cm del grosor de las puertas, por lo que esta medida resulta un poco justa si queremos colgar ropa en barras. Resulta más recomendable 65 o 68 cm. También hay que considerar que la pared donde encajemos el armario empotrado es todo un parámetro que perdemos para otros usos.

Sugerencia:

Lo ideal es no dar más de 4% de la superficie total habitable a los armarios a medida, sobre todo una habitación como el salón, donde la concentración de las puertas puede provocar agobio.

Puertas de armarios empotrados

diseñar armarios a medida

         Las puertas de un armario empotrado son el frente visible del mismo. Tan importante como un buen diseño interior es la correcta elección de las mismas. Las propuestas en este campo son interminables.

         La elección de uno de los diferentes modelos que a continuación presentamos viene determinado por multitud de factores:

  • Espacio disponible.
  • Los condicionantes de la decoración de la habitación.
  • Los gustos particulares de cada persona, que en definitiva marcan la elección del modelo.

Tipos de puertas para armarios empotrados.

         Los tipos de puertas más usuales para armarios empotraos disponibles en el mercado son:

  • Puertas correderas.
  • Puertas con espejos.
  • Puertas plegables.
  • Puertas batientes.

Cada uno de estos tipos tiene gran diversidad de acabados, lo que hace que las opciones decorativas sean prácticamente infinitas, sobre todo si tenemos en cuenta que los modelos no son excluyentes unos con otros y pueden combinarse entre sí.

  • Puertas correderas:

Constan de grandes superficies lisas, ya que cualquier motivo de adorno en relieve impedirá el uso de las mismas; van apoyadas sobre unas ruedas que corren por un riel fijado en el suelo y sujetas a unas guías, colocadas en la parte superior de los armarios a medida, que hacen que su desplazamiento sea fácil y silencioso. El panel de aglomerado de alta densidad con que se cubre este tipo de puertas ha de tener un espesor de 19 mm. Un menor grosor provoca el riesgo de deformación; uno mayor, las hace demasiado pesadas. Otros materiales a emplear son las melaninas, el PVC, las telas o el papel pintado con que se pueden tapizar.

Como realizar muebles

  • Puertas con espejos

Los espejos merecen especial atención: amplían visualmente el espacio y son un elemento decorativo de primer orden. Clásicos, argentados, en tono bronce, coloreados o enriquecidos con motivos serigrafiados.

     Para proteger el cristal el fabricante incorpora a este tipo de lunas una fina  película de polietileno transparente pegada sobre  la superficie (impedirá que este salte en peligrosos fragmentos ante un eventual golpe). Su peso debe ser un motivo a considerar si se opta por la instalación de puertas con espejo en los armarios empotrados, motivo por el cual es frecuentemente cambiarlos con paneles de madera. Esta es una opción decorativa que permite mantener la homogeneidad en los tonos de la habitación y a la vez aumentar la sensación de amplitud por la utilización del espejo. Al reducir el peso de las puertas nos evitamos tener que usar guas y rieles más resistentes y, por tanto, más costoso.

  • Puertas plegables

Las puertas plegables consisten en dos o más hojas correderas unidas mediante birras que se abren plegándose como un acordeón. Presentan la ventaja de una mayor apertura respecto a los modelos anteriores aun cuando tampoco dejan disponible totalmente el hueco interior. Otra ventaja que presentan es un reducido radio de apertura, con lo que pueden utilizarse en espacios pequeños.

         Uno de los inconvenientes que presentan este tipo de puertas es la escasa estanqueidad de sus cierres, dado que con el tiempo el sistema de bisagras se deteriora por el peso del conjunto.

  • Puertas batientes

Las puertas batientes son el cerramiento tradicional que permite, una vez abiertas, ver el interior completo del armario. Las habitaciones pequeñas reducen mucho su espacio con este tipo de puertas, que ganan centímetros con cualesquiera de los otros sistemas. El precio varía muchísimo, según las medidas y las calidades, aunque para que la inversión hecha sea duradera es conveniente cerciorarse de que la madera tenga un buen tratamiento anticorrosión, que el acero galvanizado y el aluminio anodizado. Son también preferibles los tiradores de metal a los de plástico. La última moda para decorar  estas puertas batientes es sustituir las hojas por tela metálica, y colocar tras ella una tela fruncida haciendo juego con el resto de la tapicería y cortinajes de la habitación.

Equipamientos interiores

precio armario empotrado

Para que el armario sea un práctico espacio de almacenamiento, es imprescindible una distribución racional del interior. Aunque el espacio se planifica según las necesidades de cada usuario, hay algunas normas que se adaptan a la mayoría de los casos.

         Como mínimo, cada uno de los armarios a medida debe disponer de piezas tan básicas como barras. Estantes, cajones y una división en el centro para distribuir la barra para colgar a un lado y los cajones y estantes al otro. Igual de importante es colocar estos elementos de forma ordenada y que todo quede a la mano.

         Los materiales para vestir baldas y cajones han de cumplir tres objetivos básicos.}

Duraderos.

Resistentes.

Fáciles de limpiar

El factor económico también importa, utilizar madera maciza en el interior resulta demasiado caro para un espacio que apenas luce. Preferiblemente el uso del contrachapado en maderas nobles y aglomerado chapado en melanina en el interior. Es recomendable forrar los cajones y los estantes con un papel de seda si se va a guardan en ellos la vajilla; también existen papeles perfumados en caso que vayan almacenar manteles, ropa de casa o lencería.

         Si se trata de armarios a medida ropero es mejor que las paredes interiores estén forradas con un contrachapado o revestimiento en corcho. En el caso de que por economía se quiera utilizar pintura, está debe ser plástica para evitar manchas de ropa.

Tipos de equipamientos interiores para los armarios empotrados

Los equipamientos básicos interiores se pueden clasificar en:

Cajones.

Estantes.

Barras.

Cestas.

Accesorios.

Cajones

Los cajones deben ir colocados en la parte inferior de los armarios a medida. Deben de ir montados  sobre un zócalo de al menos 10 cm para evitar posibles humedades y, además, salvar el marco de las puertas o la guía inferior en su caso. En el caso de que las puertas sean correderas o batientes es preciso tener en cuenta la no total disponibilidad del espacio interior, para asegurar la apertura de los cajones.

  • Estantes

Un armario no solamente cajones; para que la ropa no cuelgue demasiado o los tacones de los zapatos sobresalgan de los estantes de forma antiestética, conviene calcular con cuidado los centímetros aproximados que cada objeto va a necesitar y resultan ser unos armarios a medida y baratos.

         La tabla II indica las medidas aproximadas y usuales de los objetos más comunes que podemos encontrar en los armarios empotrados

         Aparte de los huecos precisos para el almacenaje de ropa los estantes deben distribuirse de una manera ordenada, de modo que el conjunto presente una estética agradable; para ello suelen usarse estantes simétricos que siempre producen una sensación de orden.

  • Barras

Las barras son un elemento barato, que provoca muchos errores en su locación. No deben superar los 1,80 m de altura y deben dejar unos 8 cm al techo del armario. Si se desea colgar parchas a mayor altura, lo idóneo son unas barras hidráulicas, que van provistas de un sencillo contrapeso para bajarlas sin ningún esfuerzo.

         Si para diseñar  armarios a medida  es poco profundo, lo ideal es incorporar una barra tipo trompeta, que permite colocar las perchas en posición perpendicular; este procedimiento tiene el grave inconveniente de la poca accesibilidad a las prendas.

         La distribución idónea es disponer dos barras para prendas cortas y una para las largas, ya que siempre hay más americanas y camisas que abrigos largos.

  • Cestas

La alternativa al cajón tradicional es la cesta metálica prefabricada, que se cuelga sobre unos rieles y se adapta a todos los volúmenes. Es un sistema muy utilizado en el norte de Europa y en los Estados Unidos. En nuestro país existen varias firmas que lo comercializan. La ventaja de estas cestas es su precio y su fácil instalación ya que encabezan la lista por ser armarios empotrados, pero debido a su enrejado presenta el inconveniente de no admitir piezas muy pequeñas.

         Las cestas suelen situarse en la parte inferior de los armarios a medida. Su utilización permite sobrellevar los cajones para hacerlos más accesibles al igual que el precio armario empotrado.

Se el primero en comentar on "Como diseñar armarios a medida empotrados"

Deja un Comentario

Tu Email no será publicado.


*