Cómo se baja un falso techo

Falso techo

El cielo raso convencional es de tipo continuo, fabricado y aplicado directamente en la obra por los especialistas yeseros. Está constituido, esencialmente por una base que hace las veces de plano de agarre, fija en el entramado, por lo general de arpillera y cañizo, sobre la que se tiende una capa de yeso amasado y alisado.

Falso techo para casas

            Estos falsos techos rara vez se eliminan para instalar los nuevos cielos rasos; a menos que se hallen en tan mal estado que sea aconsejable quitarlos, suelen utilizarse como base para fijar los medios de sustentación que soportarán el peso de la instalación. Sin embargo, lo correcto debería ser prescindir del viejo cielo raso y sujetar los tirantes de las vigas y de las bovedillas, cosa que evidentemente se hace pocas veces, con lo que se pone en peligro la firmeza del falso techo recién construido.

            Un falso techo se compone, fundamentalmente, de un conjunto de paneles modulares, apoyados sobre un reticulado de perfiles metálicos o de plástico que, a su vez, se aguantan por medio de tirantes anclados en las vigas, al forjado o al cielo raso antiguo.

Una vez montado el conjunto, la superficie visible adquirirá un diseño característico que le proporcionará el montaje de las piezas componentes por la sucesión geométrica de su perímetro, que cuadricularán la cara vista del cielo raso.

Falso techo con diseño

            Existen varios sistemas de instalación e innumerables tipos de unidades modulares para el montaje de falsos techos, pero con ligeras diferencias: todos ellos pueden resumirse en los cuatro sistemas básicos:

            -Techos de placas planas.

            -Techos de bandeja o cubeta.

            -Techos de lanas.

            -Techos de rejilla.

Deja un Comentario

Tu Email no será publicado.


*