Colocación de lavabos de pedestal.

Colocación de lavabos de pedestal

La colocación de lavabos de pedestal, es un proceso que se compone del lavabo en sí mismo y de una columna de cerámica a juego que además de sostenerlo, oculta la instalación de la fontanería. El lavabo se fija a la pared por medio de tornillos que atraviesan la pieza, y el pedestal se sitúa debajo atornillá25ndolo entonces
al suelo, de tal manera que el conjunto sea rígido.
La elección del lavabo obedecerá al modelo de grifo que se desee colocar -un grifo de repisa o un grifo mezclador (generalmente con desagüe automático)-, ya se necesite uno o dos orificios de montaje. Junto con  este material se ha de adquirir el racor de grifo o con un reductor, una salida de desagüe y un sifón.

Proceso.

La colocación de un lavabo nuevo en el mismo sitio que uno viejo comporta, como primera providencia quitar éste. Cerrar el suministro de agua y desconectar los antiguos tubos de alimentación.

Por lo general es más rápido y sencillo aserrar estos tubos por debajo del lavabo que luchar con los racores de la grifería antigua.

Obturar las bocas de los tubos de cierres a compresión o con llaves de compuerta. Desmontar el grifo viejo, quitar los tornillos de sujeción y retirar el lavabo. Si los tornillos están atascados, utilizar para aflojarlos aceite penetrante o fuerza bruta.

Presentar el lavabo con el pedestal y observar las correcciones que deberán introducirse en los tubos de alimentación y desagüe. Montar el lavabo, el grifo (o grifos), el desagüe automático, si lo tiene, o el tapón con la cadena, y el sifón.pedestal Si se utiliza enlace flexible en la conexión del vástago del grifo con la instalación de la alimentación, enroscarlo al mismo. En los grifos monobloque en que el vástago no llega al tubo, se montan racores reductores y, como elementos de conexión, enlaces flexibles.