Colocación de inodoros.

Colocación de inodoros

El primer paso para la colocación de inodoros es la elección de la nueva taza de inodoro, y después desmontar la existente (a no ser que se pretenda reformar todo el cuarto de baño).

Proceso.

Para la colocación de inodoros se debe empezar con el cierre de suministro de agua fría a la antigua cisterna, vaciarla y secar los restos de agua. Como h26abrá que restablecer el suministro para alimentar la nueva cisterna a los aparatos restantes, lo más inmediato es cortar el tubo y taparlo con una llave pequeña de compuerta o con un tapón roscado. Cortar también el tubo rebosadero. Desmontar las fijaciones que sujetan la cisterna a la pared y destornillar el tubo de descarga de la base de la misma o, si es un modelo de cisterna baja, desenroscar las tuercas que la aseguran a la taza. Retirar la cisterna. Ahora actuar con la taza del inodoro. Vaciar cuanto sea posible el sifón con una bomba impelente (o empujando el líquido con el cepillo de aseo) y con trapos absorber el agua que haya quedado. Si la unión de la descarga de la taza con el tubo de desagüe es una junta de cemento, romper el mortero o la salida de la taza; no importan unas y otras de estas roturas, considerando que si en cambio se dañara el tubo de desagüe la reparación sería mucho más engorrosa. Si la conexión es de plástico, bastará soltarla estirando de la pieza desconectada de la taza.

La taza atornillada al suelo se suelta desenroscando los tornillos; es de prever el uso de aceite penetrante para aflojar los más reacios.

Si está recibida en mortero, se introduce por distintos puntos de la junta el cincel de boca ancha y se va haciendo palanca. Dejando la taza a un lado, eliminar los residuos de mortero y los restos, si quedan, que permanezcan en la boca del tubo de desagüe. Atar una bolsa de plástico cerrando esta boca para que por ella no lleguen malos olores. En la hipótesis de que la nueva taza de inodoro se coloque en el mismo sitio que la anterior, presentarla y examinar el modelo de pipa de conexión necesaria para empalmar con el tubo de desagüe y observar si se precisan prolongaciones. Comenzar con el montaje del sifón y de la válvula de flotador y de la palanca de la cisterna observando fielmente las instrucciones del fabricante. Confirmar que se han colocado en el sifón las arandelas interior y exterior antes de fijarlo con la contratuerca.

Los orificios que en las cisternas cerámicas no se utilizan son tapados con tacos de loza, por contra en las de plástico se abren exclusivamente los que se van a usar empleándose para ellos la sierra perforadora. Insertar la pipa de conexión en la boca del tubo de desagüe y presentar la taza; si ésta encaja como es debido, atornillar al suelo. Verificar que está a nivel y, si conviene, calzar al pie. Presentar la cisterna y señalar la disposición de las sujeciones en la pared. Practicar y dotar de tacos los orificios de fijación y colocar la cisterna para apretar las tuercaroca_kit_ducha_inodoro_posibilidad_de_instalacions de palomilla que la aseguran a la taza, y después hacer otro tanto con las fijaciones murales. Prolongar el tubo de alimentación hasta la cisterna y conectarla a la toma de la válvula de flotador mediante un racor de grifo. Montar, por último, el tubo de rebosadero conectándolo a la cisterna y pasándolo por la pared. Suele resultar más cómodo quitar el tubo viejo que intentar unir lo nuevo con lo antiguo. Comprobar que las conexiones son satisfactorias y restaurar el suministro de agua para llevar a la cisterna. En cambio de localización del inodoro en el cuarto de baño significa tender un nuevo tubo de desagüe siguiendo el perímetro de la habitación desde la posición de partida. Recordar, sin embargo, las dificultades de evacuación que surgirán si no tiene suficiente pendiente.

 

Se el primero en comentar on "Colocación de inodoros."

Deja un Comentario

Tu Email no será publicado.


*