Colocación de grifería exterior.

Colocación de grifería exterior

La colocación de grifería exterior, o en palabras sencillas, la colocación de un grifo fuera de la casa es tal vez uno de los trabajos más útiles de fontanería. Su localización estará en la fachada de la casa, en alguna construcción especial o en algún rincón alejado, allí, en definitiva, donde sea preciso. Tan pronto se tenga el grifo instalado se constata la facilidad de regar el jardín, lavar el coche, limpiar a chorro de manguera el suelo de la terraza o bien se vuelca uno a trabajar en el invernadero sin las molestias de pasar la manguera por alguna ventana o enchufarla en un grifo interior o acarrear regaderas y regaderas llenas de agua.
22

No importa qué emplazamiento se asigne al grifo, la instalación es muy fácil, solo pide tener una derivación desde un racor en T intercalado en el punto más favorable del montante principal de la instalación de suministro.

Es posible adquirir los componentes necesarios para este trabajo por separado, pero cuando se tenga el propósito de colocar el grifo en la fachada posterior y cerca del montante, el procedimiento más rápido de hacerse con todo lo preciso es comprar el juego completo de piezas que ofrece la mayoría de los supermercados del “Hágalo usted mismo”. Ya únicamente faltará para llevar el trabajo adelante unas cuantas herramientas de fontanería y de uso general.

Proceso.

La colocación de grifería exterior viene determinada por el emplazamiento del nuevo grifo y el punto de conexión con el montante para calcular la longitud de tramo de tubo. Fijar la clase y el número de piezas que este trabajo va a exigir. Pueden utilizarse tubo normal de cobre, tubo flexible y tubo de plástico, aunque en función de resistencia a las heladas sea este último el mejor. Si la instalación se efectúa en la fachada, comenzar por fijar el grifo en la pared. Abrir un orificio que la atraviese destinado a alojar el tubo de alimentación. Se necesita un agujero de 22mm (1 pulgada) de diámetro abierto con la barrera tabular o con el cortafríos o maceta. Si el método que se practica es este último y la fachada es de pared con cámara, hacer con la taladradora eléctrica un orificio guía a través de las dos hojas que la integran, para así tener la certeza de que ambos orificios estén alineados. Recubrir el orificio definitivo con un manguito de cobre o plástico, obtenido a partir de un tubo de rebosadero, para proteger el tubo de alimentación.

Montar un codo en un tramo de tubo algo más largo que el espesor de la pared y pasar el tubo por el orificio, hasta que el codo haga de tope al llegar a la superficie de la fachada. Marcar el tubo por el otro extremo, de manera que al cortarlo tenga la longitud suficiente para atravesar la pared y que aún tenga distancia donde montar el segundo codo. Unir el codo exterior con el codo con pletina mediante un tramo corto de tubo que se cubrirá con  aislamiento y cinta de estanqueidad.descarga Dentro de la casa, acomodar otro tramo de tubo al codo interior cuya longitud alcance al punto de conexión con el montante. Colocar una llave de paso con grifo de vaciado con dicho punto con intención de posibilitar el vaciado de la derivación si se temen heladas, y de evitar que algún tubo reviente. Proseguir la instalación del resto del tramo hasta la conexión pasándolo por una válvula de retención (que previene del peligro de un efecto sifónico de retorno provocado por pérdidas de presión en el montante; éste es un requisito establecido en las normas) y por una llave de paso que detenga el suministro. Como alternativa al uso de tubo normal y par de codos en la constitución del tramo que atraviesa la pared, cabe el de tubo de cobre que se curve a mano.

Grifo alejado de casa.

La colocación de grifería exterior, es decir, de un grifo fuera de casa supone enterrar, en una zanja de 450mm (18 pulgadas) de profundidad, un tubo de polietileno de densidad media con racores a compresión de cobre o de plástico de las características adecuadas. También se usará esta clase de tubo en el tramo que va desde el codo interior al codo exterior atravesando la pared de la fachada. Al llegar el emplazamiento del grifo, el tubo sale a la superficie por dentro de un manguito de bajante de uPVC para aguas fluviales, fijo a la pared con abrazaderas, que se rellena con aislamiento granular o de espuma que proteja de las heladas. Sellar con mástic el extremo superior para evitar la entrada de agua.

Se el primero en comentar on "Colocación de grifería exterior."

Deja un Comentario

Tu Email no será publicado.


*