Azulejos baño y azulejos de cocina de gres

azulejos baño

El gres es un material cerámico que se caracteriza por su excepcional resistencia mecánica y extraordinaria dureza. Resistencia que se hace patente por su comportamiento ante las heladas y variaciones bruscas de temperatura, lo que hace de él un material especialmente indicado para el recubrimiento de suelos exteriores, como pavimentación de aceras, patios, terrazas, vestíbulos abiertos, etc.; es un producto de gran calidad y de gran belleza.

   El gres, que es el nombre que se da a los productos de bizcocho blanco, se diferencia de los restantes productos cerámicos precisamente por esta cualidad, la de ser un moldeado cocido de pasta blanca, pero con el complemento que son los azulejos baño, cambiando el modelado. Al someterse a la cochura, el bizcocho resultante es una masa compacta en lugar de porosa, como ocurría con el bizcocho rojo. La compacidad se consigue por la mezcla adecuada de dos tipos de arcilla; por lo general, una de ellas tiene propiedades refractarias, mientras que la otra es materia fusible, para que la mezcla sea más vitrificada. Así, por ejemplo, se combinan con las arcillas de gran pureza, polvillo de mármol y feldespatos que producirán el efecto deseado.

   Después de que la mezcla haya sido sometida a una concienzuda manipulación de amasamiento, el moldeo se suele realizar por prensado en seco, momento en el que se debe poner mucho cuidado en repartir la masa uniformemente a fin de que las piezas resulten de idéntico espesor. Para la cocción se emplean moldes refractarios, sometidos a temperaturas que suelen alcanzar de 1.100 0C hasta 1.250 0C.

   Por sus características, el bizcocho blanco recuerda a la porcelana, de la que se distingue precisamente por su opacidad, ya que se trata de un producto escasamente translúcido. No obstante, el gres es conocido con la denominación de cerámica porcelánica, así como gres procelánico o gres cerámico.

   La elaboración del gres cerámico tiende a obtener un material de extraordinaria compacidad, asimismo impermeable, cualidades ambas que se conseguirán si la materia prima utilizada es buena y las operaciones que integran el proceso de fabricación se han controlado en todas sus fases.

   De esta forma se alcanzará un alto grado de vitrificación que dará lugar a unas piezas de destacada dureza, en cuya superficie no harán mella los razonamientos más ásperos, resistiendo el paso del tiempo en un perfecto estado de conservación. Se trata, pues, de un producto de gran durabilidad, cuya vida se puede considerar prácticamente ilimitada.

   Como ya se ha dicho, otra característica fundamental del gres es la de mostrarse impermeable, cosa que no sucede con los ladrillos comunes, rasillas ni baldosines; aunque esta cualidad sí aparece en mayor o menor grado en los productos de bizcocho rojo, que ya hemos descrito anteriormente.

   En cualquier caso, esta falta de porosidad impide acusar al paso de agentes destructores, como las humedades, los cambios bruscos de temperatura, los productos abrasivos, ácidos, grasas, bacterias, etc. Invulnerables a todos ellos, los mosaicos de gres difícilmente perderán su aspecto y, en cambio, permitirían una limpieza fácil. Esta cualidad se acrecienta si se ha tenido especial cuidado al rellenar las juntas, operación que se puede hacer utilizando el sistema moderno de la pistola neumática, que permite decir reseguir aquéllas sin necesidad de ensuciar la totalidad del pavimento, como ocurre con los procedimientos clásicos de la leche la lechada de cemento y el serrín para la limpieza posterior.

   El gres cerámico es un material muy antiguo que se adapta a cualquier tipo de decoración moderna, especialmente por su elegancia y discreción de colorido, así como por sus características de inalterabilidad a los cambios de temperatura y humedad; destacando asimismo por su extraordinaria dureza. Pero también existen los azulejos cocina que permiten tener un cambio de estilo con respecto a color, llamativo para un hogar con estilo y a la moda, con las propiedades del mismo gres. Haciendo de estos azulejos de gres.

 

Características que definen el gres

azulejos de gres

   La imporosidad y la impermeabilidad del gres se deben a la conjunción de silicatos de aluminio-álcali y sílice que tiene lugar en la mezcla. Estos componentes experimentan un fenómeno de solidificación después de su fusión, por lo que se convierten en una matriz vítrea que englobará los silicatos y la sílice microcristalina.

   El hecho de que la solidificación de la masa se produzca con posterioridad a su fusión tiene gran importancia, pues ello es lo que diferencia principalmente el gres de otros materiales, los cuales cristalizan por absorción del agua.

   En los moldeados cerámicos porosos, la fase de vitrificación reunifica los distintos elementos que intervienen en el proceso, cuando han alcanzado previamente su cristalización. Por el contrario, en el gres, la fase vítrea constituye la etapa principal y los cristales forman la estructura interna. Así pues, para la obtención del gres porcelánico se parte de unas materias primas que, por fusión, producirán silicatos de aluminio y álcalis fundidos que, al enfriar el molde, habrán incorporado a su masa los microcristales que lo forman íntimamente.

   La textura microcristalina del silicato resultante, tanto como la matriz vítrea que lo integra, es causa de que su fractura sea concoidea. Sus propiedades físicas serán, por lo tanto, similares en cualquier dirección que sean tomadas. Como consecuencia, puede considerarse nulo el desgaste diferencial.

   El grado de vitrificación de cualquier producto cerámico se mide por su grado de absorción de agua. Según las «Normas del Centro Europeo de Normalización», válidas para la CEE, el gres es un producto cuyo grado de absorción de agua es igual o inferior al 3%.

   En España, la norma UNE define igualmente el gres a partir de una absorción de agua igual o inferior al 3%, característica completada con las siguientes:

  • Ataque químico, comportamiento resistente.
  • Resistencia a la flexión, mayor o igual a 27 kg/cm2.
  • Resistencia a la fricción, mayor o igual a 350 kg/cm2.

 

Los azulejos

azulejos cocina

   En la alfarería se denota la manera de trabajar la cerámica, en este caso para crear azulejos se va dejando una de sus caras lisas, con esmaltado que lo dejará brillante e impermeabilizado, que contribuye al cambio de estilo en los sitios de interiores y exteriores.

   Por ende, los azulejos suelen venir de distintas formas y tamaños, para hacer un cambio en zonas donde se pidan como los azulejos baño pequeño. Aunque en este caso los azulejos pueden ser parte de una estructuración como en la cocina, siendo así de utilidad los azulejos cocina moderna, por su resistencia anteriormente mencionada, ya que parte de alguna forma del gres.

   Sin embargo, este trabajo es algo que se ha realizado durante mucho tiempo y aun así, no pierde su presencia que siguen usando azulejos baño moderno, para dar esa textura perfecta, lisa y llamativa, con un color tranquilo para la zona del baño.

Se el primero en comentar on "Azulejos baño y azulejos de cocina de gres"

Deja un Comentario

Tu Email no será publicado.


*