Aislamiento de tuberías

aislamiento de tuberiìas

Aislamiento de tuberías

Aislamiento de tuberías

Las tuberías de agua que en su recorrido cruzan zonas frías de la casa han de aislarse para evitar congelaciones en la época invernal. Esta observación se refiere sobre todo a las tuberías que haya en el desván, en la cámara sanitaria y en lugares próximos a las fachadas, en particular si hay cerca ladrillos o registros de ventilación. El aislamiento de tuberías asimismo es indispensable aislar los grifos exteriores y las tuberías que los alimenten, excepto si está preparado para aislar y vaciar cada invierno su ramal de la instalación de fontanería.

A su vez, las tuberías de agua caliente precisan de aislamiento para atajar las pérdidas térmicas. La medida debe aplicarse tanto a los conductos de la calefacción como  el aislamiento de  tuberías que alimenten los grifos de agua caliente a partir de los calentadores.

Hacerlo en aquellas que van bajo el suelo significa levantar pavimentos, aislamiento de tuberías moquetas o parqué. La inversión se efectuara habitación tras habitación, no pasando de una a la siguiente mientras no concluya el aislamiento de las instalaciones de fontanería y calefacción primera.

Proceso

Aislamiento de tuberías 1

El material con el que resulta más fácil aislar tramos largos y rectos de la tubería es un aislamiento de espuma al que de antemano se le dio la forma adecuada para acomodarlo por encastre a la del conducto. Se encuentra en diferentes longitudes- la más común es de 6´ 6” (2 m) y en diámetros de 12, 15, 12, 22, 28, 34 y 42 mm.

La colocación es fácil: se abre la pieza por el corte que al efecto trae de fábrica y se encaja envolviendo la tubería. Algunos modelos cierran a presión, otros han de sellarse con cinta adhesiva. En aquellos puntos en que la tubería. Algunos modelos se cierran a presión, otros han de sellarse con cinta adhesiva. Para aislamiento de tuberías en aquellos puntos en que la tubería trace curvas  suaves el aislamiento sujeta a intervalos con cinta adhesiva, pero en los cambios bruscos de dirección –léase codos y T- es más sencillo  y limpio ensamblar los extremos de los tramos a inglete, después de cortarlos en la caja cortar ingletes, y crear así una entrega a tope.

Las llaves de paso y de compuerta se aíslan cortando trozos de material aislante que se sujetaran a las mismas con cinta adhesiva.

El método de aislamiento de tuberías por medio de manguitos puede sustituirse por el vendaje. El vendaje de tuberías muestra toda su utilidad cuando la instalación tiene tramos de trazado tan complejo e interrumpido por tantos accesorios que el uso de piezas de espuma no garantiza unas juntas a tope limpias. La venda más económica, como la más cara, está fabricada con lana mineral, pero tiene una apariencia basta que difiere notablemente de la pulcritud del acabado de plástico de la segunda.

Ambos modelos se colocan envolviendo la tubería con un vendaje de curso helicoidal. La venda se ata o se sujeta con cinta adhesiva en un extremo de tubería, y con movimientos en espiral se forra ésta, cuidando de que a cada vuelta se produzca el solapamiento del material. La junta entre vendas consigas se resuelve solapando y asegurando bien ambos extremos para impedir que se deshaga el vendaje aislante. En torno a los accesorios se formará con la venda una especie de ocho. El final de un vendaje se fijará con cinta adhesiva o con una cuerda.

La espuma selladora autoexpansiva se aplica en el aislamiento de tuberías inaccesibles, en particular en los orificios por donde atraviesas las paredes. Basta con inyectarla y dejar que se expanda y se seque para, a continuación, si procede, eliminar cualquier exceso de espuma. Es igualmente de uso en grafitos y tuberías exteriores.

Se el primero en comentar on "Aislamiento de tuberías"

Deja un Comentario

Tu Email no será publicado.


*