Aislamiento de cubiertas planas

aislamiento cubiertas planas

Aislamiento de cubiertas planas

Aislamiento de cubiertas planas

La dificultad de acceder a los espacios que tengan entre sí los componentes de una cubierta plana existente complican las labores encaminadas a proporcionarles un aislamiento. La actuación puede proporcionarle un aislamiento. La actuación puede orientarse de tres modos, pero la elección estará sujeta al estado de la cubierta y del teco que tiene debajo.

Tal como ocurría con las inclinadas, no pocas cubiertas planas carecen del aislamiento y de la ventilación adecuada y al propietario de una casa que adolezca de esas deficiencias más le valdrá subsanarlas.

Proceso

aislamiento cubiertas planas1

Para mejorar el aislamiento de una cubierta plana existente se ofrecen tres opciones sencillas y rápidas de realizar, con el fin de encontrar una pronta solución.

Opción  1 Para el aislamiento de cubiertas planas   consiste en tener encuna de la cubierta plana existente un aislamiento y sobre este un nuevo revestimiento estanco a fin de crear lo que se conoce por cubierta caliente, cubierta no ventilada o cubierta de una hoja. Se adquirirá la cantidad precisa de placa mixta de aislamiento e impermeabilización que unida a la base de la cubierta y revestida de una capa de fieltro dará el acabado definitivo. Esta solución se tendrá en cuenta siempre que trate de una cubierta a la que urja proporcionar un nuevo revestimiento. No es desechable la solución de colocar placas aislantes encima de la cubierta existente y revestirlas con algún pavimento ligero que las mantenga fijas.

Opción 2 Esta opción implica cubrir el espacio existente entre las vigas con paneles aislantes o con placas de poliestireno. Si las tabicas que forman el frontis de los aleros son desmontables y es posible acceder a esos espacios, las placas se introducirán en los mismos haciéndolas resbalar desde los aleros; en estos casos se desaconseja el uso de paneles aislantes porque encima del falso techo no habrá barrera antivapor y la humedad  que alcance el hueco entre este y la cubierta se condensará y saturará el aislamiento.  Para el aislamiento de cubiertas planas en el proceso supuesto de que los frontis no sean manipulables, el falso techo existente bajo la cubierta plana se desmontará para disponer entonces el material aislante entre vigas, y engrapar en la cara inferior de éstas una lámina de polieteno que actué de barrera antivapor. Para terminar, se instalará un nuevo falso techo a base de placas de cartón – yeso. En este método es importantísimo para el para el aislamiento de cubiertas planas   dejar una cámara de aire de “2” (50 mm) entre la cara superior del aislamiento y la inferior del forjado, así como crear aberturas de ventilación en lados opuestos de la cubierta. Con estas dos medidas se garantiza una circulación transversal de aire a través de la cámara que evite las condensaciones que llevarían a la putrefacción de la madera estructural. Se recomienda elegir esta opción siempre que la cubierta esté en buenas condiciones y no importe retirar el frontis o el falso techo.

Opción 3 Es la solución menos perturbadora para el aislamiento de cubiertas planas, se supone únicamente colocar el aislamiento debajo del facho techo existente. Caben dos maneras de actuar: la primera consiste en clavar unos listones y colocar la manta o el panel aislantes, o las placas de poliestireno, entre los mismos, y a continuación la barrera antivapor de polieteno, acabándose con una superficie de cartón- yeso. La segunda y más sencilla, consiste en fijar al falso techo existente un cartón- yeso aislante.

Deja un Comentario

Tu Email no será publicado.


*