Acristalamiento de terrazas y galerías

Acristalamiento

Acristalamiento de espacios abiertos

Por terrazas entendemos cualquier espacio adosado a la fachada de una vivienda que se proyecta en voladizo hacia el exterior, en comunicación directa por medio de uno o varios huecos de paso y habilitado como prolongación externa de la casa, para ser ocupado por sus moradores cuando convenga. Generalmente, este espacio está protegido en su parte alta por el plano, también en voladizo, correspondiente al soporte estructural de la terraza de la planta inmediata superior; suele disponer de los frentes totalmente descubiertos, abiertos al aire libre.

Acristalamiento de galeria

Las galerías ofrecen un cuadro parecido, aunque rara vez sobresalen del nivel del edificio. Suelen ser asimismo más pequeñas, al ocupar una menor superficie. Aparte de esta característica de la diferencia de tamaños, las galerías suelen abrirse en las fachadas posteriores de los edificios, mientras que por el contrario, las terrazas lo hacen en las fachadas delanteras.

            Por lo demás, el problema que acostumbran a plantear tanto galerías como terrazas en cuanto se refiere a su utilización, es siempre el mismo: una gran parte del año, estos espacios carecen de aplicaciones prácticas, ya que, al estar abiertos al aire libre, no pueden considerarse otra cosa que un medio para prolongar la vida hogareña durante los meses veraniegos en contacto directo con el exterior. Pero a medida que el buen tiempo vaya dejando paso al frío, estas partes de la casa se convertían en unos espacios muertos, no aprovechables. Entre el frío y el viento, el lugar no tardará en hacerse inhóspito.

            Sobre todo para el tipo medio de hogares de dimensiones más bien reducidas, la rehabilitación de galerías y terrazas se basa, fundamentalmente, en integrar de manera permanente estos espacios en la vivienda. Para ello bastará con recurrir a un sistema tan elemental-aunque poco empleado hasta hace relativamente pocos años- de cerrar la salida libre de los espacios exteriores por medio de una mampara acristalada, para convertir el nuevo recinto en una especie de invernadero adosado a la casa en definitiva, se tratará de un espacio recuperado que aumentara en un determinado número de metros cuadrados, la superficie